27/7/08

V U E L O S

La ventana está entre abierta y el aire invernal resuena en mi piel, a veces son solo golpes de frió y otras una suave caricia.
La acera es un vergel de pisadas, mi trabajo es no percibir.
Es inexistente la soledad en mi sitio, aunque francamente puedo asegurar que no hay sonidos, ni prueba viva de que ellos se presenten a mí alrededor.
Los artefactos levitan, ya no hay gustos, el viento es mi acompañante, mi tutor, toco la nada y me dejo llevar, no estoy ahí ni en ningún lado.
Solo puedo ver con los ojos cerrados la realidad, todo lo que creo es mentira, lo que sucede forma parte de un estereotipo, de un destino que no elijo, esa decisión la aceptaron por mi.
Sólo persiste el viaje, sólo la esencia.

1 comentario:

Gonzalo Cunqueiro dijo...

Leo esto y pienso que sos linda, y espero que no te hayas ido demasiado lejos levitando en el viento entre artefactos; ojalá estés cerca así te alcanzo.